Casa Rufino ha conseguido realizar mediante un proceso exclusivo de caramelización este vinagre balsámico de Pedro Ximénez, que procede de un vinagre con más de 12 años de solera, para deleite de los más delicados paladares. Es perfecto para maridar ensaladas, quesos, conservas, postres de frutas y helados.

No contiene gluten, conservantes ni colorantes.

Envase de plástico, ideal para canal HORECA.